jueves, 24 de agosto de 2017

CONSAGRACIÓN E INSTALACIÓN DE LA R∴ L∴ SAMUEL ROBINSON N° 259, Or∴ SAN JOSÉ DE GUANIPA.

El viernes, 21 de julio, a las 6 p.m.  en el Templo Masónico de El Tigre, el Muy Respetable Gran Maestro Juan Jiménez Silva, acompañado de los QQ∴HH∴: P∴ G∴ Vig∴ José Sardelli (R∴ L∴ Libertador N° 89, Or∴ Valle de La Pascua), S∴G∴Vig∴ Pedro Vallés (R∴ L∴ Juan Francisco Giron N° 219, Or∴ Upata), Gran Secretario Franklin Barboza (R∴ L∴ Sol de Miranda N° 204, Or∴ Los Teques) de la Gran Logia. Con participación del Presidente de la Zona 03 (Bolívar) I∴P∴H∴ Humberto Camejo Arias, quien vino acompañado de los QQ∴HH∴ Luis Eulacio, Marco Navas, Gustavo Rendón, Gustavo Mujica, Carlos Mota y desde la Zona Norte de Anzoátegui, el Ven∴ Maestro de la R∴ L∴ Luz del Caribe N° 44 Ofer Herscovitz junto a Alejandro Vielma, Héctor Pérez Vera, German Pinto Simonelli, Jesús Tejeras, Ronald Mendoza.

También estuvo presente: El Q∴ H∴Goimar Soto , P∴ M∴ Cer∴ de la R∴ L∴ Libertador N° 89, Or∴ Valle de La Pascua y El Q∴ H∴ Sammy Kashkosh Arao de R∴ L∴ Fedérico II N° 254, Or∴ Maracay.

De la Mesa de Guanipa,  estuvo presente: el Vice-Presidente de la Zona y Representante del Gran Maestro, el Q∴H∴ Pedro Aparicio Fandino (RR∴LL∴ Estrella de Guanipa N° 41 y Kariña N° 259), el Ven∴ M∴ de la R∴ L∴ Estrella de Guanipa, el Q∴ H∴ Jesús Noriega, el Ven∴ M∴ Ad Vitam de la R∴ L∴ Estrella de Guanipa N° 41, el Q∴H∴ Marcelino Gil González (Miembro activo de la R∴ L∴ Kariña N° 253) y el Ven∴ M∴ de la R∴ L∴ Kariña N° 259, el Q∴ H∴ José Enrique Delgado y junto a ellos, sus cuadros de DDig∴, OOf∴, MM∴, CC∴ y AAp∴:

Por ambas Logias:

Luis Franco, Efraín Reyes, Oscar Morris, José A. Benitez, Darwin Hernández.

De la R∴ L∴ Kariña N° 253: Felipe Hernández, Nelson Arellán, Angel Contreras, Henry Quero, Jorge Luis Puerta, Geovanni Mota, Jefferson La Rosa, Andrés Farias, Carlos Palma, Bernardo Medina.

De la R∴ L∴ Estrella de Guanipa N° 41: Jorge Abarca, Ángel Rojas, Osbel Balbás, Pedro Moretti, Néstor Pérez, Luis C. Ramírez, Mario Ferrero, Bernabé Vizcaíno, Juan C. Martín, Pedro Velásquez, Pablo Villarroel, Juan C.Sotillo, Ramón Parejo, Héctor Blanco, Héctor Cordero, Luis M. Romero, Joel Salazar, Abraham Azuaje, Roberto Ritcher, Lumin Romero.

El cuadro logial quedó conformado así:

V∴M∴: Luis Alfredo Sánchez.
Ex V∴M∴: Moisés Serrano.
P∴V∴: Luis Manuel Falcón
S∴V∴: Marco Brito Hernández.
Or∴ F∴: José Israel Solorzano
S∴G∴S∴T∴: Anderson Rivas
Tes∴: Mario Ferrero
Hos∴: Osbel Balbás
P∴M∴Exp∴: Pedro Moretti Garantón
S∴M∴Exp∴: Darwin Hernández
P∴M∴Cer∴: Jesús Noriega
S∴M∴Cer∴: Oscar Morris
P∴D∴: Ramón Parejo
S∴D∴: Luis Miguel Romero
G∴T∴I∴: Héctor Blanco.

App∴:
- Omar Melean Avellaneda
- Eduardo Adrián Sánchez
-José Vaquero Martínez
- Jesús López Pitre.

Para esta instalación, el Muy Respetable Gran Maestro Juan Jiménez Silva presidió y aperturó esta Gran Tenida, asistido de la manera siguiente:

P∴G∴Vig∴: José Sardelli.
S∴G∴Vig∴: Pedro Vallés.
G∴ Orador (p∴t∴): Alejandro Vielma.
G∴ Sec∴(p∴t∴):
Pedro Velásquez Marcano.
G∴Tes∴(p∴t∴): Luis C. Ramírez Estrada.
G∴Hos∴(p∴t∴): Pablo Villarroel Vidal
P∴G∴Exp∴(p∴t∴): Germán Pinto S.
S∴G∴Exp∴(p∴t∴):
Carlos Mota.
P∴G∴M∴Cer∴(p∴t∴) Franklin Barboza, (Gran Sec∴ titular).
S∴G∴M∴Cer∴(p∴t∴) Gustavo Mujica.
G∴Guarda Templo (p∴t∴): Juan C. Sotillo Rivas.

Debo resaltar que asistieron en total 63 QQ∴ HH∴ y que hubo  HH∴ que también representaban a   las siguientes logias:
Dios y Patría N° 67, Pedro Cova N° 28, Carlos Rodríguez Jiménez N° 221, Humberto Camejo Arias N° 251, Sol de Anzoátegui N° 117.

sábado, 20 de agosto de 2016

Cronología Masónica Eloy Reverón


La Masonería moderna se distingue de la Mazonería porque la primera se deriva de una costumbre heredada de la segunda. Específicamente en la Gran Logia de Edimburgo donde se conservan archivos completos desde 1599 donde existen documentos que certifican las reuniones en la logia St. Mary Chapel. El estudio de estos archivos permitió al doctor José Antonio Ferrer Benimelli constatar que poco a poco, a través del siglo XVII aparecen en los procesos verbales, al lado de verdaderos operarios que trabajaban la piedra, otros personajes que ejercían profesiones y oficios diferentes como abogados, mercaderes, cirujanos, una suerte de aficionados al arte de la construcción conocidos como masones aceptados, generalmente pertenecientes a sectores pudientes de la sociedad en virtud de que ejercían funciones de mecenas. Entre 1717 y 1823 transcurre un proceso constituyente que deriva en la promulgación de la Constitución de Anderson.


Uno de los aspectos innegables de la masonería es su sentido religioso, que existe una presencia católica en las logias y que se hace sentir en la sociedad.
Nace Erwin Von Steinbach (1244-1319), conocido por la tradición como el arquitecto de la Catedral de Nuestra Señora de Estrasburgo. Transmitió los secretos del oficio a sus hijos y nietos. Se atribuye a ellos la creación de las primeras cofradías que funcionaron durante y después de la construcción de la catedral que fue terminada en 1439. El historiador alemán Georg Gottfried Julius Dehio (1850-1932) Dejó testimonio de esta tradición. Profesor de la universidad Albertus de Koningberg, autor junto con Gustav Von Bezold, la Historia de la arquitectura eclesiástica de Occidente.


sábado, 22 de febrero de 2014

Himno Masónico en la logia Luz y Armonía N 83 al Oriente de Guaribe

Disfrutando de la fraterna hospitalidad de los hermanos del Valle de Guanape y sus alrededores. Nos referimos a una línea mas:. que abarca tres puntos; demarcados entre Clarines, Guaribe y Orituco, discurren los talleres Mas:. conocidos como la Estrella del Unare N 185 de Clarines Estado Anzoátegui; Luz y Armonía N 83 de Guaribe; Sinahí N 78 de Orituco. La apertura del evento fue amenizada con la voz del cantante lírico Ismael Sifontes Amundaray.  Las palabras de bienvenida por el Orador de la Logia Luz y Armonía, profesor Julio Mesa Medina.
Abajo el video con el Himno Masónico
Interpretado por Ismael Sifontes A

domingo, 3 de noviembre de 2013

Logia Estrella del Unare N 185 Oriente de Clarines Venezuela por Eloy Reverón


Hemos tenido la honra de hacer una breve visita a la logia Estrella del Unare N 185. Acompañados por la Lic. Ángela Rizzo, directora de Relaciones Públicas del Instituto Venezolano de Investigaciones IVEM, y Miembro del Comité Editorial de la Revista Altagracia de la Biblioteca Nacional de Venezuela. También contamos con la compañía de la doctora, Ana Elisa González, tesista de la Escuela de Historia de la Universidad Central de Venezuela e investigadora Ad Hoc, del Instituto Venezolano de Estudidos Masónicos IVEM.

En el extremo izquierdo, la doctora Ana Elisa González,
historiadora de la Masonería venezolana de IVEM
con los QQ:.HH:. en el umbral de la sede masónica.
Como se puede apreciar en la fotografía, la logia está ubicada en el casco histórico de Clarines. Esta calle empedrada que conduce hasta la Iglesia de esta longeva población del estado Anzóategui, fundada a las orillas de la desembocadura del río Unare en El Caribe venezolano, en tierras de los indios palenque, por allá en las medianías del año 1594.
Fachada de la Res:.Log:.Estrella del Unare N 129
Es motivo de orgullo y de profunda satisfacción reseñar algunos aspectos relativos a nuestra visita a la población de Clarines, estado Anzoátegui, Venezuela. Allí fuimos recibidos con la fraternal cortesía que caracteriza a la gente de esta hospitalaria región de nuestra patria. Fuimos recibidos por los QQ:.HH:. de la logia Luz del Unare el 27 de septiembre de 2013. Nos recibió toda una comitiva de la logia presidida por su V:.M:. Carlos Vicente Palma, Ney Silva, Alfredo Maraima, José Antonio Medina Roble. En mi recuerdo tengo otros rostros, otras voces pero se me disipan algunos nombres.
La logia Estrella del Unare fue instalada inicialmente con el número 177, esto tuvo lugar en el año de 1970. De esa primera etapa falta precisar algunos detalles de su historia, debido a que los papeles de aquella secretaría estaban en manos de un Q:.H:. que hoy se encuentra en el O:.E:., pero los hermanos no tardan en ponerse en contacto con sus familiares para el rescate de esa importante documentación. 

La logia es también la reunión de más de siete hermanos
La logia tiene su sede en la calle San Antonio de Clarines, anteriormente estaba en una casa diagonal, a la actual sede en la misma calle.

El once de abril de 1981 fue regularizada con el número 185, según acuerdo N 2 firmado con la Gran Logia de la República de Venezuela, con sede en Caracas. 
La logia es el lugar donde los los masones realizan sus rituales. La Gran Logia es el órgano rector de la masonería a nivel nacional. La primera Gran Logia, como órgano rector de la franc-masonería fue organizada en Londres en el año de 1717. Después de una era caracterizada por la intolerancia religiosa, tiempos de guerras religiosas y de luchas políticas. En aquellas logias comenzaron a reunirse de manera fraternal, una serie de individuos que procesaban credos diferentes. Habían religiones que consideraban un pecado, el tan simple hecho de hablar con alguien que perteneciera a otro grupo religioso.
El lenguaje arquitectónico de esta atractiva población nos habla de la importancia de la Iglesia en el proceso de dominación continental que emprendieron las naciones europeas a partir de 1492.
La Iglesia de Clarines es una muestra tangible de que los españoles también construyeron un complejo urbanístico en el proceso de conformación de un rígido sistema de dominación colonial esclavista orquestado por definidas y pensadas fuerzas de dominación, tan bien articuladas, que aún en nuestros días constituyen un baluarte de resistencia a la liberación de los pueblos.

 No debemos olvidar que el cristianismo primitivo fue una fraternidad iniciática, incluso su carácter secreto se hace evidente en la práctica dentro de las catacumbas en el subsuelo de la ciudad de Roma. Una Iglesia liberadora hasta la llegada de Constantino, quien se convirtió al cristianismo para transformarlo en la cristiandad dominadora que vino a este continente que hoy llamamos América.


Calle San Antonio, casco histórico de Clarines


 Al frente de la máquina el Q:.H:. Alfredo Maraima, al fondo
Ana Elisa González y la lic, Angela Rizzo, de la Revista
Altagracia de la Biblioteca Nacional de Venezuela.

Entre los elementos esenciales vinculados al compañerismo masónico está la ceremonia sencilla pero profundo sentido iniciático en cuanto al sentimiento de cariño fraternal que lleva implícito el mismo acto. Tal como los constructores de las grandes catedrales hermanados en la obra, la comunión representada al compartir el pan. En este caso, como manifestación de compañerismo masónico, uno de los valores fundamentales de la masonería manifestando en sus sentimientos fraternales. Los hermanos de Clarines compartieron el pan ancestral de los habitantes originales del lugar: la cachapa.  La  cachapa es  un  disco de  maíz  cándido o jojoto, molido y precesado en una suerte de harina líquida, asada sobre una plancha
Los hermanos Carlos Palma, Ney Silva, y
José Antonio Medina, haciendo entrega de la placa
de los 27 años de la logia Estrella del Unare a Eloy Reverón
caliente. Junto con la arepa y el casabe, constituye uno de los panes ancestrales que conforman el sincretismo cultural  venezolano. En el caso presente, estamos ante un molino de fabricación casera, elaborado con una rueda de bicicleta, un motor de lavadora y una correa, sincronizados con un engranaje ajustado al espacio correspondiente a la manilla del molino manual. El local de las cachapas se encuentra en una de las calles de la avenida principal de entrada a Clarines, siguiendo por una de las calles de la derecha que conducen al casco histórico donde se encuentra la Iglesia.

Otro detalle importante fue la entrega de la placa conmemorativa de los 27 años de la logia Estrella del Unare y un poema de Harald Zuehlsdorff montado y decorado con las imágenes de Don Quijote y Sancho.

sábado, 7 de septiembre de 2013

Raíz histórica de la Masonería en Venezuela de Celestino Romero por Eloy Reverón

El primer intento serio con afán de dar a conocer la raíz histórica y los puntos resaltantes de la Masonería en Venezuela lo realiza Celestino Romero, quien ocupara la silla de Gran Maestro en la Gran Gran Logia de los Estados Unidos de Venezuela (1931 1933) . Es cierto que con dos décadas de anticipación, otro masón, que también ocupó el cargo de Gran Maestrollamado Asciclo Valdivieso Montaño publicó dos piezas sobre la Masonería y la Independencia: "Un Capítulo de Historia Masónica en Venezuela" en: La Esfera, Caracas, 8 de junio de 1830, N
Imagen proveniente del curso de
Historia de la Masonería en Venezuela U.C.V.
1.170, pp.1-2. Y
Introducción de la Masonería en Venezuela, Caracas, Tip. Americana, 1928, 20 pp., las cuales dejan mucho que desear desde el punto de vista de la ética del investigador por la falta de seriedad en el manejo de las fuentes, tal como lo mostramos en el capítulo Bibliografía Masónica Básica en La Masonería en Venezuela, Caracas, Escuela de Historia, Facultad de Humanidades, U.C.V. 1992.
Antes de reproducir lo que escribimos en aquella oportunidad (lo haremos en otro lugar) es conveniente revisar lo que Romero llamó los tres puntos básicos de su Exordio. Su investigación parte de varios supuestos afirmativos. El primero

"Que los poderes masónicos más antiguos de la América del Sur, son los fundados en Venezuela por el Comisionado Especial Don José Cernaun enviado por el Supremo Consejo de Nueva York, con credenciales de aquel alto cuerpo,... El segundo supuesto "Que los fundadores de la nacionalidad, fueron iniciados en las Logias Masónicas, fuentes de Libertad, Tolerancia, Disciplina y respeto mutuo, que son las bases inamovibles de los derechos del hombre." Y el tercer punto: "Que la masonería, no es lo que propagan sus enemigos,(...) ; que la república se alumbró con el fanal histórico prendido por Miranda y llevado por ellos hasta muchos años después de disuelta la Gran Colombia, dejándonos como herencia en los Templos de la Fraternidad, lo que ellos buscaron con tanto afán:"UNIÓN", pedida con voz trémula en San Pedro Alejandrino y que hoy suena en nuestros corazones"
Antigua joya masónica de Maryland

Aunque el trabajo adolece de índice, está divido en VIII capítulos de los cuales podemos identificar ocho ideas fundamentales. Las citas al pie de página para fundamentar sus afirmaciones son la excepción no la regla y, carece de una bibliografía que oriente al lector. Básicamente rescatamos su valor en cuanto a la reproducción de documentos de interés para el tema, así como lista de miembros de la institución y de los diferentes cuerpos masónicos, a diferencia de los escritores masones Castellón y Perramón, posteriores a Romero, este último, sí hace referencia al origen de los documentos que reproduce. 

El primer capítulo lo dedica a vincular a la rebelión de Gual y España con la masonería, con la diferencia que al citar al libro de Enrique Rivodó como fuente para argumentar su discurso, muestra la seriedad que ni Castellón, ni Perramón ni otras publicaciones oficiales de las diferentes ligas masónicas existentes en el país que asumen a Gual y España y a su rebelión como si fuera un complot masónico. A diferencia de todos ellos Romero muestra su sentido ético cuando escribe en la página 10 de la edición reseñada: ... y muchos más distinguidos guaireños, formaron un Club (:.?) de adictos a un gobierno independiente del gobierno español,... El tema es que Enrique Rivodó, vinculado también a la masonería, también dudó al respecto utilizando el mismos símbolo.: (:.?) En pocas palabras, a nadie le consta que hubieran sido masones, menos a los masones del siglo XIX, y eso lo veremos en otro momento. Manténganse en contacto. 

lunes, 1 de julio de 2013

Masonería en Mérida por Francisco Franco

Acercarse al estudio de la Masonería es una tarea ardua, aunque también atractiva y seductora.  La orden tiene propiedades calidoscópicas, lo que dificulta la tarea del investigador. Afirmar o negar de manera tajante, cualquier hecho o circunstancia vinculado a la orden masónica, parece temerario debido a la oscuridad y el misterio que siempre la ha caracterizado.
 Escogí este tema, sin embargo,  para presentarlo como memoria de grado para la Licenciatura de Historia, luego de leer la novela de Humberto Eco El Péndulo de Foucault. Erudito e interesante libro, donde se maneja gran cantidad de información sobre temas misteriosos, herméticos y legendarios, como lo son los Rosacruces, la Alquimia, la Cábala, el Esoterismo, la Brujería, la búsqueda del Grial y muchos otros.

La leyenda de los Templarios, a la que Eco hace su contribución, es el hilo conductor de la historia. Va tomando cuerpo y forma a lo largo de la novela, enlazándose y conectándose con otras leyendas y tradiciones a las que el autor da vida, a través del plan "imaginario" que los protagonistas van creando y a la vez descubriendo. De un juego inofensivo, el "antiguo plan de los Templarios", se va convirtiendo en una peligrosa aventura que se revierte hacia sus protagonistas, afectando sus vidas y sus formas de ver el mundo. La novela de Eco, muestra en gran medida la fascinación que producen estos temas, ocultos y enigmáticos, en el hombre contemporáneo, aún cuando "oficialmente" y aparentemente todo ello pertenezca al campo de lo "supersticioso" o "folklórico".


En vez de los Caballeros Templarios, Eco pudo haber tomado como eje de su novela a la masonería, adjudicándole un plan parecido, misterioso y  formidable. Decimos esto porque al igual que los Templarios a los masones se le ha imputado, a lo largo de su historia, gran variedad de proyectos de ese estilo; desde ser una especie de anti-iglesia con objetivos claros en contra de la Iglesia católica así, como la causante de todas las revoluciones políticas, luego de la Revolución Francesa.

Este trabajo, sin embargo, no pretende "develar, ni descubrir" los secretos masónicos.  En nuestro caso, el asunto que, básicamente, nos interesa es la relación Iglesia Católica-Masonería.   No obstante, intentaremos dar una visión general y más o menos sintética de la masonería, para comprender así  los aspectos que la Iglesia atacó y condenó con tanta dureza e insistencia.

En un primer momento de la investigación, tuvimos como objetivo concentrarnos fundamentalmente, con respecto a la región merideña, en el período de finales del siglo XIX y comienzos del XX.   En efecto lo hicimos, pero extendimos el trabajo a un período mucho más amplio.  Podríamos entonces resumir diciendo que intentamos estudiar, de manera general, la relación entre la Iglesia católica y la masonería, y específicamente, lo referente a la situación venezolana, proponiéndonos aportar, por otra parte, datos para el estado Mérida, en el período mencionado.

Aunque gran parte de las fuentes utilizadas fueron bibliográficas, consultamos folletos de la época, básicamente, propagandísticos tanto del lado eclesiástico como del masónico.  Revisamos también para el capítulo V  hemerografía merideña, de finales del siglo XIX y alguna del siglo XX.  Nos servimos, también, de un expediente documental de 1826, perteneciente al Archivo Histórico de la Gobernación de Mérida.

El primer capítulo es una especie de síntesis sobre la masonería. Un acercamiento general sobre lo que es la asociación masónica y una breve visión histórica de las vicisitudes y elementos más significativos de la  sociedad  masónica. Esto ayudará, eso creemos, a tener una imagen un poco más clara de la sociedad masónica, de esta manera, podremos determinar lo que realmente era la agrupación y comprender de manera más sólida la posición de la Iglesia con respecto a ella.

En el segundo capítulo estudiamos la relación Iglesia católica-masonería, en los siglos XVIII y XIX, basándonos en algunas de las bulas papales donde se condena a la asociación.  Hicimos hincapié en la visión ambigua y confusa que la Iglesia ha tenido con respecto a la masonería, teñida de gran intolerancia.  Presentamos también, las prohibiciones que algunos gobiernos europeos decretaron en contra de la orden y su relación con los anatemas eclesiásticos.   Esto último, nos permite observar la dimensión político ideológica que, desde la perspectiva eclesiástica, ha tenido la lucha antimasónica.

El tercer capítulo versa sobre la masonería venezolana, contiene un panorama sucinto, más bien algunos señalamientos, sobre la presencia masónica en Hispanoamérica durante el siglo XVIII.   Tocamos un tema difícil de tratar y recurrente en la historia de la masonería venezolana como es su influencia en la Independencia. Seguimos, luego, con el período de consolidación y posterior desarrollo de la orden en Venezuela, durante todo el siglo XIX.

Los conflictos que la masonería y la Iglesia católica venezolana dirimieron y entablaron durante el siglo XIX constituyen el tema del capítulo IV, destacando la posición de la institución eclesiástica sobre la hermandad.  Comenzamos con la situación de la tolerancia en las primeras décadas de ese siglo, siguiendo las huellas de las condenas del clero venezolano a la asociación masónica, así como algunos de los conflictos y polémicas que ocurrieron entre estos dos grupos.

En el quinto y último capítulo tratamos de establecer la posición de la Iglesia merideña con respecto a la masonería y las causas que motivaron su actitud frente a dicha sociedad.   Contienen también lo relacionado con los ataques del Obispo Lasso de la Vega a los masones,  el caso de un masón merideño, Rafael Salas, que fue procesado por  el poder civil y acusado de antiliberal.



Concentramos gran parte de este capítulo al período de finales del siglo XIX, en el cual, hallamos un gran número de noticias  antimasónicas en la prensa merideña, la cual reposa en la Sala Febres Cordero, Biblioteca Nacional, Mérida.   En estos periódicos se mezclan y confunden las acusaciones de masonería con las de librepensamiento, liberalismo y en ocasiones las de protestantismo.   Finalmente estudiamos algunas de las polémicas que se dieron en la ciudad de Mérida, entre periódicos decididamente católicos y otros, que profesaban algunas de las ideas y filosofías modernas.